Procura cerrar el año de la mejor manera, auto masajéate todos los días para poder vivir con relajo esta gran época.

Tips:

En primer lugar, intenta masajearte luego de una ducha caliente para que el cuerpo esté más relajado. Encuentra tu aceite corporal o crema favorita y ¡manos a la obra!

Comienza dando suaves toques en tu cara, empezando desde la pera y subiendo por los pómulos. Luego, recorre todo tu rostro dando golpecitos y masajes circulares con los dedos.

En momentos de teletrabajo la cabeza suele doler un montón, alivia las molestias con tus propias manos. Con tus dedos has círculos pequeños por tu cuero cabelludo y auméntalos de forma gradual. Luego, con cierta presión has círculos en tus sienes y dibuja un número ocho con dos de tus dedos.

Para terminar, masajea tu cuello y hombros, lugares donde se acumula la tensión. Comienza por el cuello con movimientos circulares, desde la nuca hacia abajo y desde el centro hacia los lados. Luego, ponte de pie y respirando con calma rota tu cuello de un lado a otro lentamente. Luego, has círculos con tus hombros hacia ambos lados.

¡Ayúdate y sonríe!