Otoño es una época donde los colores en la naturaleza son vivos y cálidos, pero es una estación que se tiende a asociar a la decadencia de las plantas, flores y árboles. Es por esto que queremos recomendarte una serie de verduras, junto con sus propiedades, que sí podrías cultivar en esta época para aportar más variedad a tu mesa y una buena alimentación a tí y a tu familia. 

Acelga: Además de tener pocas calorías, mucha fibra, minerales y vitaminas, esta es una verdura muy nutritiva que incluso es usada como planta medicinal para aliviar algunos dolores.

Zanahoria: La zanahoria le da salud principalmente  a tu piel y a tus ojos, junto con otras propiedades que tiene gracias a que es muy alta en potasio, fósforo, betacaroteno, etc.  

Rabanitos: Además de ser bajos en calorías, mantienen hidratado el cuerpo y ayudan a eliminar toxinas, ya que tienen un gran porcentaje de agua. También favorecen no solo al sistema digestivo, sino también los riñones, la vesícula, el hígado y el sistema circulatorio en general.

Cebolla: Contiene azúcar natural y vitaminas A, B6, C y E. También minerales como el sodio, potasio, hierro y fibra alimentaria. 

Coliflor: tiene gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. Es una fuente de antioxidantes y además puede ser un buen sustituto de las pastas o el arroz en la cocina.

Kale: Es una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales. Además tiene vitamina K, betacaroteno, ácido fólico y vitamina B6.

Puerros: Pueden ayudar a reforzar el sistema inmunológico. También es un antibiótico natural debido a sus compuestos sulfurados y puede ayudar a curar afecciones respiratorias como la tos.

Repollo: Tiene vitaminas C y K, ácido fólico, potasio y magnesio. Además, al ser rico en fibra y potasio, y pobre en sodio, es muy recomendable para la dieta de las personas que tienen hipertensión, estreñimiento o colesterol elevado.

Alcachofa: Favorece la digestión de las grasas y la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo. Además reduce el colesterol y los triglicéridos.

Lechuga: Contiene flavonoides, fundamentalmente quercetina, que tiene la propiedad de disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Protege la mucosa gástrica. Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Facilita una correcta hidratación del cuerpo por su alto contenido en agua.